Bienvenido a nuestra
sección de
Preguntas frecuentes.

Aquí hallará las respuestas de expertos a las preguntas más frecuentes, así como una gran variedad de información, consejos e indicaciones. Esperamos que encuentre todo lo que necesite saber.

Estamos a su disposición por correo electrónico o por teléfono para atender cualquier pregunta, sugerencia y facilitarle más información.

  • La silla debería estar homologada y cumplir la norma UNECE R129/00 (i-Size) o UNECE R44/04. Las sillas infantiles homologadas según la última norma se distinguen por la etiqueta naranja ubicada en la silla.
  • Las sillas infantiles o los portabebés deben adaptarse al peso y a la estatura del niño. Las sillas infantiles TAKATA se presentan para todas las clases de peso, estatura y edades.

IR A RELACIÓN DE CADA UNA DE LAS CLASES DE PESO, ESTATURAS Y EDADES

  • Su hijo debe poder sentarse cómodamente en su asiento de coche y sentirse a gusto en él. Esto reduce la probabilidad de que su hijo intente desabrocharse el arnés o de que distraiga la atención de los padres durante la conducción.
  • La silla sólo puede ejercer su función de protección si se utiliza debidamente y conforme al uso previsto. La seguridad del niño es absolutamente prioritaria, ¡incluso en trayectos cortos!

En Alemania, el Código de Circulación impone que los niños desde recién nacidos hasta la edad de 12 años o hasta alcanzar la estatura de 150 cm deben viajar de forma segura mediante un sistema de retención infantil homologado oficialmente mientras dure el viaje. La homologación oficial es de conformidad con una norma ECE. Las nuevas sillas infantiles se prueban acorde a las últimas normas UNECE R129/00 (i-Size) y UNECE R44/04. No obstante, se pueden seguir utilizando sillas anteriores que cumplan la norma anterior, la UNECE R44/03. Las sillas que cumplen las normas UNECE R44/01 o UNECE R44/02 han dejado de estar homologadas.

Las sillas infantiles TAKATA han sido diseñadas para usarlas con ISOFIX o con la base I-SIZE BASE. El modelo TAKATA MIDI se puede utilizar conjuntamente con la base TAKATA ISOFIX BASE. El modelo TAKATA MIDI se utiliza en la base TAKATA ISOFIX BASE, orientado hacia delante o detrás, según se prefiera. En TAKATA MAXI, los brazos con enclavamiento permiten fijarla en el dispositivo ISOFIX del automóvil. La nueva generación de sillas TAKATA I-SIZE se ha diseñado para usarse con la base I-SIZE BASE.

En Alemania, el Código de Circulación impone que los niños desde recién nacidos hasta la edad de 12 años o hasta alcanzar la estatura de 150 cm deben viajar de forma segura mediante un sistema de retención infantil homologado oficialmente mientras dure el viaje. Las nuevas sillas infantiles se prueban acorde a las últimas normas UNECE R129/00 (i-Size) y UNECE R44/04. No obstante, se pueden seguir utilizando sillas anteriores que cumplan la norma anterior, la UNECE R44/03. Las sillas que cumplen las normas UNECE R44/01 o UNECE R44/02 han dejado de estar homologadas.

La normativa i-Size (UNECE R129/00) lleva vigente desde julio de 2013 y supone una revisión mejorada de la actual UNECE R44/04. Todos los elementos de la normativa actual UNECE R44/04 se han sometido a una estricta revisión y un grupo de expertos europeos ha formulado una serie de adiciones.

Se han agregado los siguientes puntos:

  • Prueba de protección ante impacto lateral
  • Incorporación de nuevos y modernos dummies de impacto, así como criterios de pruebas
  • Clasificación de tamaños según la estatura del niño
  • Simplificación para garantizar el correcto uso de las sillas infantiles
  • Garantía de la compatibilidad universal con el vehículo
  • Los menores de hasta 15 meses viajan orientados hacia atrás

Como norma general, se deberán respetar todas las indicaciones de advertencia de la silla infantil y del automóvil, así como las indicaciones de las instrucciones de manejo de la silla infantil y del manual del vehículo. Por lo general, las sillas infantiles se pueden montar en el asiento del copiloto. En sistemas de retención en sentido inverso a la marcha (p.ej. portabebés del grupo 0/0+), se deberá desactivar el airbag del copiloto, ya que, en caso contrario, podrían provocarse lesiones graves en caso de accidentes. No obstante, algunos fabricantes de automóvil no recomiendan el asiento del copiloto para garantizar la seguridad infantil. Consulte en el manual del vehículo o directamente con el fabricante del automóvil si se puede desactivar el airbag del copiloto de su automóvil y de qué forma.

Por lo general, sí. Tenga siempre presente las indicaciones de advertencia de la silla infantil y del automóvil, así como las indicaciones del manual del vehículo. A diferencia del airbag del copiloto, el airbag lateral se despliega de forma más plana. Siempre que el niño esté bien seguro en la silla, no existe ningún gran riesgo derivado del airbag lateral. No obstante, en algunos automóviles el airbag lateral se despliega desde la puerta. En determinadas circunstancias, puede resultar peligroso que el niño viaje apoyado en la puerta. En este caso, una silla infantil dotada de respaldo y de apoyos laterales, ubicada entre el niño y el revestimiento de la puerta, brinda una protección mayor que un simple alzador.

Sí, las fundas se pueden retirar fácilmente y lavarse en la lavadora a una temperatura de 30°. También puede secarlas en la secadora a baja temperatura (prendas delicadas).

Los asientos de auto TAKATA MINI y TAKATA MINI I-SIZE, así como el asiento grupo 2/3 TAKATA MAXI, han sido inspeccionados y certificados por TÜV Rheinland para su uso en aviones (números de homologación 0000033472, 0000050911 y 0000053832). La etiqueta de inspección situada en una zona visible del asiento de coche acredita su certificación. En la actualidad, no todas las aerolíneas permiten el uso de asientos de coche en sus vuelos. Por ello, le rogamos que antes de realizar un viaje con su aerolínea, consulte si es posible utilizar asientos de coche y que modelos.

Una silla cómoda aumenta el bienestar y la satisfacción del niño durante el viaje. De esta forma, se reduce la probabilidad de que el niño se vaya quejando en el coche y aumenta su buena disposición a quedarse sentado en su silla infantil, incluso en viajes largos. Así, el conductor se distrae menos y puede concentrarse en conducir relajadamente. Para aumentar el confort del niño en las sillas infantiles TAKATA, se ha tenido en cuenta al diseñar la superficie del asiento que la presión se distribuya uniformemente sobre los glúteos, reduciendo así el riesgo de incomodidad y de generar puntos de presión dolorosos. Al mismo tiempo, los tejidos de las fundas se han seleccionado en función de su tolerancia cutánea. Son tejidos que por su resistencia y características de confort también se están empleando en la industria del automóvil para forrar asientos. Los ajustes del tamaño no sólo garantizan la seguridad, sino que también la comodidad de la silla. En el portabebés, al ajustar el tamaño también se regula el respaldo, de forma que los recién nacidos prácticamente viajan tumbados, tal como está recomendado, y según van creciendo se va enderezando el asiento.

No podemos responder a esta cuestión. Si se desconoce el uso previo que se le ha dado a la silla, resulta imposible manifestarse al respecto. ¿Quién le garantiza que la silla siempre se ha tratado con cuidado y que no se ha visto involucrada en un accidente? Observándola sólo por fuera, no siempre es fácil de determinar. Como todos los productos, los materiales de las sillas infantiles están sometidos a un desgaste natural, lo que podría conllevar una merma de las propiedades de protección de la silla. Por eso, en caso de duda, le recomendamos optar por adquirir una silla infantil nueva. En cualquier caso, la silla infantil debería haber sido probada conforme a las normas UNECE R129/00 (I-SIZE) o UNECE R44/04.

El STANDARD 100 by OEKO-TEX® es un sistema independiente de pruebas y certificación para productos textiles en proceso, semielaborados y terminados en todas las etapas de fabricación.
Las pruebas OEKO-TEX® para detectar sustancias nocivas implican el control de sustancias ilegales y controladas, como productos químicos que se sabe son perjudiciales para la salud (a pesar de que no estén sujetos a controles legales) y otros parámetros de prevención sanitaria. En conjunto, estos requisitos van mucho más allá de lo estipulado por la legislación nacional vigente. La condición para la certificación de productos según el STANDARD 100 by OEKO-TEX® es que todos los componentes de un producto deben cumplir los criterios requeridos sin excepciones.

Los análisis de sustancias tóxicas según el STANDARD 100 by OEKO-TEX® están siempre orientados al correspondiente uso previsto de los productos textiles. Esto significa que, cuanto más intenso sea el contacto de un textil con la piel y cuanto más sensible es la piel, más estrictos son los requisitos humano-ecológicos que deben cumplirse. En los productos clase 1 se aplican los criterios de prueba más estrictos. Todas las fundas para asientos de coche infantiles TAKATA están certificadas según los estándares más elevados del estándar OEKO-TEX® de los productos clase 1 para bebés.

El sello Hohenstein Label «Geprüfte Qualität: Hautfreundlich» (Calidad comprobada: respetuosa con la piel) indica que el textil no irrita la piel o daña las células de la piel. Los sistemas de pruebas utilizados al emitir este sello complementan perfectamente las pruebas tradicionales de sustancias nocivas, como las llevadas a cabo con la norma OEKO-TEX® STANDARD 100. Estas pruebas implican la búsqueda de sustancias conocidas que se sabe que son dañinas o plantean riegos para la salud. Los análisis para determinar la tolerabilidad cutánea siguen un enfoque basado en los efectos. Esto implica verificar si los materiales textiles desprenden sustancias individuales o combinaciones de sustancias que causen reacciones cutáneas negativas. Así, este sello de calidad complementa el certificado OEKO-TEX® y ofrece un mayor grado de seguridad, especialmente para personas alérgicas y de piel sensible, como bebés o niños pequeños.

El instituto Hohenstein es el encargado de conceder el sello de calidad «respetuoso con la piel». El instituto Hohenstein, es un laboratorio de pruebas acreditado y de investigación, que se halla entre las principales instituciones independientes de pruebas e investigación en el sector textil. Los diversos institutos Hohenstein conceden su sello de calidad sobre la base de criterios de prueba científicamente reconocidos e individualmente aprobados. El sello de calidad Hohenstein goza de un alto grado de credibilidad en el mercado y entre los consumidores gracias a sus requisitos tanto de base científica como de carácter práctico. El requisito para la obtención del sello de calidad Hohenstein es cumplir o superar unos requisitos mínimos, definidos individualmente (científicos) con respecto a las propiedades inspeccionadas.